02 Ene
Emprender un negocio puede ser...

2013: Año de la Factura Electrónica

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Ningún gobierno ha declarado el año 2013 como el de la factura electrónica, sin embargo para México sí lo será porque desde ayer 1 de enero los comprobantes impresos han pasado a ser parte de la historia fiscal de México, ya no tienen ni futuro ni presente.

No hubo ninguna prórroga para el papel, por lo que el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) o el Código de Barras Bidimensional (CBB) se han erigido como únicos esquemas legales para facturar.

Multas de 69,000 Pesos por no Emitir Factura Electrónica

En el caso de que los contribuyentes sigan emitiendo facturas impresas hay penas económicas, que pueden alcanzar los 69 mil pesos, la clausura del negocio e incluso pena de cárcel. También para los que reciben facturas impresas y las intentan utilizar ante el SAT hay sanciones, por lo que si no cambiaron al esquema digital se pueden encontrar con que sus clientes huyan.

Pero 2013 será el año de la factura electrónica en México por la consolidación de este sistema. En menos de una década nuestro país ha conseguido el liderazgo mundial gracias a un sistema equilibrado.

Por un lado se encuentran los Proveedores Autorizados de Certificación (PAC), que son más de 50 y permiten que haya libertad para las empresas a la hora de seleccionar un proveedor de servicios. Además para los que tienen niveles bajos de facturación pueden utilizar el servicio gratuito del SAT.

La Factura Electrónica Traerá Grandes Beneficios

La llegada de la factura electrónica tendrá beneficios en la productividad de las empresas, que verán como se reducen gastos de logística y de material a la vez que se hacen más rápidas diferentes funciones habituales.

Así, con la obligatoriedad total, sin más prórroga, será este año el verdadero despegue de la factura electrónica y de sus beneficios microeconómicos y macroeconómicos.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn