18 Jul
Ventanilla Unica de Recepcion

5 Secretos que no aprenderás en un MBA

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Si te ha cruzado por la mente estudiar un MBA, piénsalo dos veces, quizá el dinero que inviertas en el mismo, serviría más para hacer crecer tu negocio, porque después de todo, si no tuvieras espíritu de emprendedor, ¿por qué quieres emprender?

Comienzas  tu negocio. La gente te dice que primero te asesores bien porque muchos de los conocidos que han iniciado un negocio han tenido que cerrarlos por falta de dinero e incremento de deudas. Te dicen que te acerques a expertos, que quizá primero deberías de estudiar un MBA antes que sentirte un emprendedor.

Quizá tengan un poco de razón en ello, pero si estás decidido a emprender un negocio, es mejor que empieces a creértelo, a dejar que la corazonada te diga qué hacer (incluso a veces la corazonada puede decir que No y debes de tomarlo en cuenta) y prepararte de manera autodidacta, porque seamos honestos,  nadie te va a decir cómo vas a vivir tu vida.

Porque hay cinco secretos fundamentales a la hora de convertirte en tu propio jefe que ningún MBA te va a enseñar

 

Secretos que no aprenderás en un MBA

1.       Confía en tu instinto a la hora de decidir qué vender y a quién vendérselo. ¿Te ha pasado que te dicen que debes de trabajar con tal cliente porque siempre te va a dar trabajo pero tú crees que no hay buena vibra? Quizá pierdas un ingreso que parezca seguro, pero ¿y si no te llevas bien, no es obvio que en algún momento esa relación no va a funcionar? Lo mismo pasa con lo que vas a vender. Si tú comprarías lo que vendes, seguro lo sabrás vender.

2.       Rodéate de gente profesional y confiable. De nada sirve que te juntes con tu familia o con los mejores candidatos si les ves fallas. Tener un equipo en quien confiar es indispensable y a veces tendrás hasta que contratar a tu propio jefe. ¿Crees que te enseñarán eso en un MBA?

3.       Sé mucho más estricto contigo mismo que con tus colegas. Exígete lo que les exigirías a ellos pero el doble. Tú también debes de generar confianza, sé recíproco.

4.       Siempre ten dinero ahorrado e invierte, nunca te dejes impresionar por las ganancias. Es mejor tener vacas saludables a comerse las gordas y luego no saber qué hacer con las flacas.

5.       Innova, no importa qué tan bueno seas haciendo lo que haces, o que lo que vendas siempre sea bueno. Innova, crece, desarróllate, no te quedes estancado. Aquí no aplica el “más vale bueno por conocido que malo por conocer”. Arriésgate.

 



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn