18 Oct
factura electrónica

Beneficios Económicos Para Emisores y Receptores

Siempre se escucha como una de las ventajas de la factura electrónica que ahorra dinero. Normalmente se piensa que son solo los emisores los que se van a ver beneficiados de no utilizar el papel, sino que también los receptores podrán ahorrar dinero. Un beneficio mutuo.

Beneficios Económicos para el emisor de la Factura Electrónica

La creación de un comprobante fiscal digital consta de tres partes: la impresión, el envío y la gestión administrativa.

La primera apenas puede haber diferencias pero en la segunda y en la tercera hay una gran diferencia con las facturas impresas.

En primer lugar el envío por medios electrónicos tendría un coste prácticamente de 0 ya que a día de hoy la infraestructura de Internet está implementada en las empresas para diferentes acciones: desde envío de correos electrónicos a publicidad. Por tanto el envío es una forma de aprovechar las infraestructuras que ya tiene la empresa frente a tener que contratar a un mensajero, con el costo que este tiene.

La gestión también puede reducirse en más de un 50 % ya que mientras hacerla a mano tiene costos físicos, tener el archivador, y de personal, que se convierte en menos eficiente.

Beneficios Económicos para el receptor de la Factura Electrónica

También los receptores se pueden ver beneficiados de un ahorro en los costos. En primer lugar la recepción y manipulación es ligeramente inferior. De 0.07 dólares puede pasar a 0.05 dólares. Es decir, algo que tampoco es un ahorro fuerte.
Sin embargo en la gestión del archivo y en retenerlo durante el tiempo que el SAT nos señala habría más diferencias. El archivado podría pasar de 1.8 dólares a 0.75 mientras que en la gestión pasaría de 1.8 dólares a 0.05 dólares.
Estas cifras comienzan a ser significativas a medida que se incrementa el número de CFDI que se emiten o se reciben.