18 Ago
CFDI Facturacion Electronica

Cinco Mitos de la Facturación Electrónica

La facturación electrónica es el nuevo esquema de facturación en todo el mundo y en 2011 comenzó a implantarse en México. Aún no es obligatoria para todos, solo para aquellos contribuyentes, tanto físicos como morales, que anualmente muevan un mínimo de 4 millones de pesos. Poco a poco irá implantándose en toda la población gracias a los beneficios que reporta, sin embargo rumores y miedos hacen que muchas personas no se decidan por emitir facturas electrónicas. Veamos cuáles son estas ideas y por qué no son verdad:

1) La facturación electrónica es un fracaso y el SAT va a cancelarla. Eso no es cierto, con números en la mano ya que en los primeros seis meses han accedido a la factura electrónica el número de contribuyentes que se esperaba para todo 2011. Además México no es el único país del mundo que está implementando este esquema, por lo que en este mercado tan globalizado hay que adaptarse a él ya que si no perderemos competitividad frente a empresas de otros países.

2) No hace falta guardar los archivos XML. Una de las diferencias entre la factura electrónica y la de papel es el espacio que requerimos para poder guardar la información de las cuentas, sin embargo hay que guardarlas siempre. Así los XML sirven como elementos para cotejar que los datos enviados al SAT son los correctos. De esta manera se evitará que haya evasión de impuestos por parte de unos pocos y el resto de contribuyentes honrados tengan que pagarlo.

3) Las empresas intermediarias se pueden quedar nuestros datos. Esto es falso ya que existe una Ley de Protección de Datos de Terceros que evita que los proveedores puedan hacer un mal uso de la información. Los proveedores no solo pueden verse afectados por una fuerte multa sino que además nadie confiaría en ellos y eso significaría el fin de la empresa.

4) Hay que adquirir un sistema de emisión y recepción de facturas electrónicas. Existen proveedores autorizados por el SAT, como Reachcore, que hacen ese trabajo y están preparados específicamente para este trabajo.

5) Es lento. Falso ya que en menos de 48 horas desde la contratación del servicio se pueden emitir facturas electrónicas bajo este servicio.