04 Jun
Productividad

Consejos para mejorar tu Productividad

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Suena el despertador y es hora de levantarte, pero tú querías seguir dormido. Te levantas de mala gana, y todo te empieza a salir mal. ¿Cuántas veces no hemos pasado por esto?, hay veces que hasta parecen rachas interminables de este mal pues día con día eres víctima de ello. Lo malo es cuando esta negatividad llega a tu ambiente de trabajo, puesto que los demás a tu alrededor pueden impregnarse de ella y hacer un ambiente nada ameno para trabajar, arrojando malos resultados. Es por ello, que antes de llenar tu oficina o lugar de trabajo de una actitud negativa y mala vibra, te recomendamos sigas estos sencillos consejos que te harán ver que ir a trabajar no es una pesadilla y que dar lo mejor de ti, atraerá buenos resultados y te hará crecer profesional y mentalmente.

1.- Despierta Temprano: Lo del dicho de que a quien madruga, Dios lo ayuda, no es del todo algo gracioso. Está comprobado que haciendo esto, te resultará más provechoso el día, ya que tendrás más tiempo de hacer lo que te propongas y de igual forma tener la oportunidad de realizar el punto número 2. A su vez, si lo haces tendrás la posibilidad de desayunar, sin dudas lo más importante para empezar el día.

2.- Organiza y Planea tu Día: Esto no te debe tomar menos de 30 minutos, ni más de una hora. Aunque tu tiempo variará según lo que tengas pensado hacer, o de aquello que había olvidado y salga en la marcha. Justamente es por ello que se aconseja planear y planificar tu día, pues así te darás cuenta si te olvidaste de algo o si tienes tiempo de hacer aquello que en días anteriores no habías podido hacer. Con esto lograrás, además de saber tus tareas, el no revolverlas y complicarte tu día pensando de más.

3.- Prioridades: Si comienzas con las tareas más difíciles, lograrás que las divertidas o sencillas queden al final, logrando así que tu día dé un revire si lo creías complicado. También podrás con ello, dedicarle más tiempo a lo complicado y hasta poder desocuparte de ello más rápidamente, o por lo contrario, ante algún problema tener tiempo para solucionarlo.

5.- Aprende a Negarte: Decir “no”, puede traerte muchas satisfacciones. El hacerlo no te convertirá en un ogro o alguien intratable, simplemente debes aprender a diferenciar en aquellas cosas que te pueden dejar algo y las que podrían quitarte tiempo en vano.

6.- Ambiente de Trabajo: Siempre llega con buena actitud a pesar de que tu vida social pueda estar atravesando por mal momento. Aprende a diferenciar entre tu trabajo y la vida que llevas fuera de él, ya que si los mezclas, te puede causar conflictos en uno como en el otro. Acércate a quien veas negativo y trata de hacerle un momento ameno el trabajo, de igual forma organiza tu área de trabajo a tal manera que los demás se impregnen de las buenas vibras y también lo hagan, ya que esto incrementará tu creatividad y el gusto por trabajar.

7.- Tiempos Libres: Date la oportunidad de tomar respiros y desahogos laborales, ya que al volver a tu trabajo tendrás una nueva visión más relajada y con mejor actitud para resolver lo que se presente. Relájate y elimina todos los momentos que puedan generar estrés.

Dedicarle tiempo a tu trabajo, no quiere decir que le tengas que dedicar tu vida, aprende a llevar a cabo estos consejos y verás que puedes dar lo mejor de ti sin provocarte estrés desmedido o sin sentido. Además de estos 7 consejos, no olvides descansar y alimentarte como es debido, ya que esa es la llave para que des lo mejor de ti y puedas ser capaz de lograr una mejor productividad en tu trabajo día con día.

 



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn