18 Jul
CFDI Facturacion Electronica

Cuatro lugares para guardar tus XML

Los Comprobantes Fiscales Digitales de Internet (CFDI) deben ser guardado tal como indica las normas del SAT:

I.2.23.3.2. Para los efectos del artículo 29, fracción V, tercer párrafo, del CFF, los contribuyentes que emitan y reciban CFDI, deberán almacenarlos en medios magnéticos, ópticos o de cualquier otra tecnología, en su formato electrónico XML.

El SAT considerará que se cumple con los requisitos para almacenar los CFDI establecidos en esta regla, cuando los contribuyentes almacenen y conserven los citados comprobantes sujetándose estrictamente a lo dispuesto por la Secretaría de Economía en la Norma Oficial Mexicana No. 151 vigente (NOM-151), publicada en el DOF y mantengan en todo momento a disposición del SAT los elementos necesarios para su verificación y cotejo.

Muchos usuarios se preguntan dónde se pueden almacenar las facturas electrónicas ahora que ya no necesitan de ficheros ni de armarios. Pues bien, vamos a dar unas cuántas ideas de dónde pueden colocar estos archivos.

Dropbox

El popular sistema en la nube ha provocado que sea muy fácil optar a los archivos en cualquier lado del mundo, tan solo teniendo conexión a la red.

Debido a que los archivos tienen poco peso no habrá ningún tipo de problema para guardarlos y tiene un alto grado de almacenamiento. Su sistema de seguridad basado en SSL permite que sea seguro. Un consejo: guardarlo por carpetas según la fecha.

Correo electrónico

La nube es un sistema que es más antiguo de la explosión de Dropbox. El sistema de correo electrónico es un buen ejemplo de ello.

El email es uno de ellos. Las cuentas de Hotmail, Gmail o Yahoo son ejemplos del clouding. Así, ya sea con nuestro propio servidor o con cuentas gratuitas, también pueden ser un lugar para almacenarlas. El beneficio es que en el título del mail podemos colocar de qué se trata y podemos buscarla por fechas. Con gestores de correos como Thunderbird tambuién puedes dividirlos por carpetas.

FTP

Los FTP también pueden ser el marco ideal para guardar los archivos. Como en los dos casos anteriores, vale con una conexión a Internet. Para facilitar la vida, nada mejor que un programa como el FileZilla.

Dispositivos de almacenaje físicos

Otra manera de guardar los CFDI es a través de los dispositivos como discos duros externos, USB, DVD… estos soportes tienen el incoveniente de que tardaremos más en guardarlos ya que siempre tendremos que disponer del aparato. Además no podremos acceder a él desde cualquier punto en el que nos encontremos, haya o no Internet.