18 Ago
Facturas CFDI falsas

Cuidado con las Facturas Electrónicas Falsas

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Una factura electrónica es un documento que sirve para describir el costo de los servicios y desglosar los impuestos correspondientes a pagar. Sustituye, según las disposiciones legales correspondientes, a las facturas tradicionales en papel y garantiza, entre otras cosas, la autenticidad de su origen y la integridad de su contenido. La factura electrónica es, por tanto, la versión digital de las facturas tradicionales en soporte papel y debe ser funcional y legalmente equivalente a estas últimas. Por su propia naturaleza, las facturas electrónicas pueden almacenarse, gestionarse e intercambiarse por medios electrónicos o digitales. Para que la factura electrónica tenga validez legal, debe estar completada con la firma electrónica, que permite eliminar la factura en papel. Este proceso de cambio ofrece ciertas ventajas que pueden pasarse por alto si sólo se pone el foco en los inconvenientes que trae aparejados modificar costumbres y estilos de trabajo ya internalizados y estandarizados. Por eso esta regulación no debería ser tomada sólo como una exigencia, sino como una oportunidad.

Sin embargo, ante el uso desmedido de distintos portales para llevar a cabo las declaraciones, ya han surgido sitios donde se generan de manera ilícita y apócrifa. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) alertó a los contribuyentes sobre un esquema de venta de facturas falsas que llega vía correo electrónico, en el que se ofrecen comprobantes fiscales para acreditar deducciones falsas con la finalidad de engañar al fisco. El organismo fiscalizador explicó que estas empresas engañan a los contribuyentes ofreciéndoles facturas supuestamente legales para comprobar gastos sin haberlos realizado efectivamente, es decir, simulan realizar operaciones, actividad sancionada por la Ley.

Apuntó que quien haya dado utilizado comprobantes fiscales expedidos por un contribuyente incluido en el listado deberá acreditar que efectivamente adquirió bienes o recibió los servicios que amparan estas facturas. Advirtió que simular operaciones y presentar declaraciones utilizando deducciones amparadas en facturas apócrifas es un delito de categoría grave porque se utiliza información y documentos falsos. El SAT recomendó a los ciudadanos llevar el registro de sus operaciones en forma legal y no emplear ninguno de estos esquemas de defraudación fiscal, ya que las penas por este delito van de uno a nueve años de prisión. Por ello, reiteró que aquellos que realizan este tipo de prácticas fraudulentas, son publicadas en una lista periódica en el Portal del SAT, a fin de que la ciudadanía esté informada al realizar sus transacciones comerciales. Se recomienda de igual forma, buscar aquellas plataformas validadas ante el SAT y oficializadas por el mismo.

 



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn