21 Ago
CFDI Facturacion Electronica

El estado de cuenta bancario funge como factura

El estado de cuenta bancario puede ser utilizado como si fueran facturas impresas o electrónicas ante el SAT. Eso sí, solo servirán en el caso de que haya compra-ventas por un precio inferior a los 50.000 pesos por transacción sin incluir el IVA. Este uso aparece tanto en el Código Fiscal de la Federación (CFF) como en diferentes misceláneas del SAT.

El objetivo de esta medida es ayudar a los pequeños contribuyentes o a las pequeñas adquisiciones ya que las empresas distribuyen más de 50.000 pesos normalmente. Con esta medida el SAT intenta eliminar por un lado la acumulación de facturas de baja recaudación y por otra acelerar los procesos de digitalización que está viviendo en la última década.

Para poder verse beneficiado de esta medida es necesario que la tarjeta, ya sea de crédito o débito, esté asociada a un RFC. En el caso negativo no se podrá presentar el estado de cuenta como si fuera un comprobante fiscal.

Juan Manuel Valle Pereña, jefe de la Unidad de Banca, Valores y Ahorros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señaló para Veracruzanos.info que esta medida ayudará a utilizar mejor sus recursos ya que “el dinero electrónico es más eficiente que el efectivo“. Además señaló que se reducirá la carga tanto para el contribuyente como para el que presta el servicio, por lo que se ven beneficiadas las dos partes.

El ahorro de tiempo y dinero, y problemas es grande para las empresas ya que por ejemplo, si se hacen 50 adquisiciones por mes de menos de 50.000 pesos, estamos hablando de medio millar de facturas que nos ahorramos al año.

Eso sí, no hay que olvidar que es solo hasta 50 mil pesos. Eso significa que hay que invertir en facturación electrónica o CFDI para los negocios de modo que podamos vernos beneficiados de las mismas ventajas que tiene el estado de cuenta bancario: rapidez, sencillez y ahorro económico.