06 Sep
CFDI para pequeña y mediana empresa PYMES

El SAT Promueve la Factura Electrónica

La factura electrónica comenzará obligatoriamente para muchas empresas el próximo 1 de enero de 2013 tras el fin de la prórroga que se dio durante 2011 y 2012.

Sin embargo hay muchos emprendedores que desean cambiarse a la factura electrónica y no lo tienen que hacer de forma obligatoria, sino lo hacen porque han visto las ventajas competitivas que tienen. Sin embargo su nivel de facturación es muy bajo y en el presente todavía no pueden invertir en una contratación de PAC que en un futuro seguramente harán.

El SAT permite emitir CFDI desde su propia página web. Eso sí, los requisitos son los mismos que cuando se expiden los comprobantes fiscales digitales desde otras formas. Es decir, se necesita la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) y el Certificado de Sello Digital.

Pueden utilizar este servicio los que facturan arrendamiento u honorarios, que no suelen emitir muchos comprobantes fiscales.

El servicio gratuito permite capturar y certificar una factura. Sin embargo es limitado, cosa que no ocurre con los PAC o con los servicios de timbrado. El motivo es que mientras las entidades privadas permiten administrar catálogos de clientes, los productos o incluso las famosas adendas, el recurso gratuito del PAC no.

Los PAC también ofrecen un servicio limitado de facturas electrónicas al mes. Sin embargo para las empresas no es que sea recomendable, sino necesario un sistema de facturación que permita un mayor número de facturas sin ningún tipo de límite.

La factura electrónica ahorra hasta un 80 % del precio de una factura impresa. Sin duda es un buen momento cambiarse en septiembre ya que más tarde el gran volumen de empresas que deben de migrar puede hacer que se ralenticen los cambios.