16 Jul
CFDI - Factura electrónica

Emails y aplicaciones apócrifas del SAT

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) se está digitalizando al completo. Esto es positivo para los ciudadanos ya que les permite el ahorro de tiempo y de dinero. Permite realizar trámites sin salir de casa y sin esperar en las oficinas. Además se ha incrementado la seguridad para reducir el fraude fiscal.

Sin embargo también hay desalmados que se intentan aprovechar del trabajo ajeno y para ello están intentando suplantar la personalidad del SAT enmascarado en falsos emails y llamadas telefónicas. Ya señalamos los correos,pero además de esto también se están dando aplicaciones falsas, programas ejecutables que dan problemas.

Hay que tener cuidado con este fraude online ya que se está haciendo desde emails que imitan cuentas del SAT y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y en el que se solicita a los usuarios que ejecuten alguna aplicación o que rellenen documentos en los que se pide información personal.

Todo esto es un fraude. El SAT nunca pide datos privados ni solicita que se realice la ejecución de un archivo. Frente a ello el organismo público dispone de una web donde podremos encontrar las herramientas oficiales, como DeclarSat. Éstas son las que hay que utilizar ya que el resto son sospechosas de que no sean realmente del SAT.

Frente a las notificaciones apócrifas no solo hay que no hacerles caso, sino que hay que denunciarlas. De esta forma se acabarán y no se volverán a repetir. Nadie está inmune frente a los fraudes y siempre personas que no conocen de informática pueden caer presa de los engaños. Por eso recomendamos denunciar en la web del SAT tanto los correos electrónicos como los teléfonos de las presuntas estafas.