20 Mar
CFDI Facturacion Electronica

La factura electrónica incrementa la privacidad empresarial

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Se habla mucho de la factura electrónica en términos económicos. Lo que va a ahorrar, la optimización de los procesos internos o la transparencia económica tanto de las administraciones públicas como de las privadas. Pero además los Comprobantes Fiscales Digitales de Internet (CFDI) también ayudan de otras formas a las empresas y gobiernos de una forma que no suele ser tan famosa pero que es igual de importante: la confianza.

Los sistemas de facturación electrónica permiten que se conecte a dos usuarios que no se conocen entre ellos. Es decir, podemos ir continuamente a un proveedor, pero también a uno nuevo. En muchos casos esto provoca al principio miedo: ¿y si nos engañan?¿y si mis facturas no son correctas? Muchas veces hay corporaciones que no migran de proveedores por el miedo a que el servicio no sea el correcto. Este pánico o incertidumbre se evita con los sistemas digitales.

La facturación electrónica permite que los procesos sean seguros y que la conexión entre personas físicas o jurídica, sean legales. En los CFDI todos aprueban y participan en la aprobación del registro del intercambio de bienes y servicios.

Uno de los requisitos de la factura electrónica es la firma digital que permite certificar la autoría de las personas que se encuentran detrás de la compra venta. La firma electrónica no se puede falsificar y está cifrada. Además la información también se puede proteger mejor de forma digital ya que se encripta y se incrementa la privacidad de las personas. Esto es importante para muchos sentidos de la empresa y de las personas físicas: desde el derecho de a no desvelar su información privada a evitar casos de espionaje industrial.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn