23 Abr
Fondos y apoyos para emprendedores

La facturación electrónica en el día de la Tierra

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Ayer domingo fue el día de la Tierra. El compromiso de cuidarla entre todos para que las futuras generaciones puedan disfrutar de maravillas como el Amazonas, la selva Lacandona, la migración de las mariposas monarcas, los glaciares de Argentina y Chile o el parque de Doñana. En esta apuesta por el medio ambiente las empresas pueden aportar su granito de arena con la factura electrónica.

Los comprobantes fiscales son utilizados en todos los países del mundo y por parte de todos los gobiernos. Es por ello que al año se usaban toneladas de papel cuya utilidad eran las facturas de papel. Además esto suponía un consumo también de Co2, de energía e incluso de agua que se usan en el proceso para convertir la materia primera en el producto que finalmente es el folio.

Para darnos una idea de lo que supone la implantación de la factura electrónica para la Tierra y los más de 7.000 millones de personas que en ella habitamos, más las especies animales y vegetales, daremos algunas cifras que señalarán la importancia de la digitalización del proceso.

En 2011 en México se realizaron un número de facturas electrónicas que han salvado 800.000 árboles. Se estima que uno de estos seres vivos que nos dan frutas y nos cambian el dióxido de carbono por oxígeno puede dar más de 22.500 hojas de papel. Y cada facturas de las antiguas, de las que no son digitales, consumían 5 folios. A eso hay que añadir que dejaba una huella ecológica de 100 gramos de carbono, lo que suponía unas 14,5 toneladas por cada 12.000 facturas que puede emitir fácilmente muchas empresas del país.

Pero simplifiquemos esas 14,5 toneladas a 1 sola. ¿Cuánto cuesta al planeta y qué huella ecológica deja tan solo una tonelada de facturas analógicas? Pues esa cantidad se traducen en 250.000 hojas, unas 50.000 facturas tal como señalamos antes. Para poder transformarla en papel se requieren 250.000 litros de agua, uno de los bienes más escasos y más necesarios, y 7.800 KWh de energía.

Además con la factura electrónica también podremos ahorrar en otros gastos indirectos que presentan las de papel. Por un lado ya no se necesitará gastar tinta y por otro las corporaciones ya no necesitarán utilizar impresoras.

Sin duda Reachcore y la factura electrónica pueden hacer de tu corporación una empresa socialmente responsable y sustentable.
Fuente: tonicastillo

Fuente de la imagen: Toni Castillo



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn