11 Sep
La factura electrónica- Un documento que se puede intercambiar en la nube

La vanguardia tecnológica

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) lleva impulsando por más de una década los procesos de digitalización en las áreas en las que trabaja. Las nuevas tecnologías pueden ayudar, y de hecho ya lo hacen, a mejorar el servicio a los contribuyentes permitiéndole tomar citas para no tener que esperar si tienen que realizar un trámite de cuerpo presente, o bien directamente hacerlo desde casa sin desplazamiento siquiera.

Los datos del SAT son bastante positivos ya que ha habido una buena acogida a la digitalización de los medios. Por ejemplo el 99 % de las operaciones de declaraciones y pagos, que superan los 100 millones, ya se ejecutan de forma electrónica.

Una de las grandes ventajas que ha otorgado este cambio es el ahorro del tiempo tanto para el SAT como para los contribuyentes. Una de las operaciones que ha mejorado la eficiencia es el de las declaraciones anuales, que se realizan bajo cálculos automáticos.

Los contribuyentes también se han beneficiado directamente ya que mientras en 2003 se necesitaba una media de 40 días para recibir el depósito de la devolución, en 2009 el proceso se limitó a 12 días. Igualmente se ha permitido que aquellos que tuvieron problemas con la devolución pueden reportarlo a través de la página web, sin tener que ser perjudicados también con su desplazamiento hasta el SAT y rellenar diferentes formatos.

La Firma Electrónica Avanzada (FIEL) y los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet son otros de los grandes avances que van a mejorar la calidad de los servicios a los contribuyentes.

Por último el SAT puede presumir de tener la web más visitada del gobierno mexicano ya que en el último año la vieron casi 250 millones de usuarios.