05 Ago
Saber más sobre Facturación Electrónica

Las 10 Preguntas y 10 Respuestas Sobre la Factura Electrónica Que Nadie Te Da – Parte 1

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

La factura electrónica sigue lenta pero firme introduciéndose en el sistema tributario mexicano. Desde el 1 de enero de 2011 la facturación digital comenzó su convivio con el sistema tradicional, el del papel, para hacer la transición más fácil a las miles de empresas que operan en México. Desde arriba hacia abajo y potenciando las facturas electrónicas de las empresas privadas, se comenzó a estandarizar este sistema que ya usarán el 85 % de los contribuyentes de la República en 2014. Sin embargo aún son miles de usuarios los que tienen dudas acerca de este sistema, en Reachcore te vamos a desvelar las 10 claves más importantes.

¿Qué es la factura electrónica?

La factura electrónica es un documento digital, como un archivo de Word, una tabla de Excel o una imagen de Photoshop. Es decir, se puede imprimir y tenerlo en un soporte físico, sin embargo el original es el documento XML. Como un comprobante de papel, contiene movimientos de compra y venta y tiene valor legal ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Para ello debe contar con un certificado electrónico y la firma digital.

¿Qué es la firma digital?

Como la factura electrónica, la firma digital tiene su origen en la grafía a mano. Es decir, tiene una vinculación legal de aprobación con el firmante. La tecnología permite que exista una firma digital que no tiene nada que ver con la autógrafa. La digital es una combinación de algoritmos que permite ser imposible de falsificar. Los documentos electrónicos que van acompañados de la firma digital son totalmente válidos. Por tanto nunca debemos de dar a nadie, ni a nuestro contador, la firma digital, es intrasnferible y en manos equivocadas puede provocar que nos veamos en un problema legal.

¿Cómo puede obtener una firma digital?

Para obtener la factura electrónica antes hay que tener la firma digital. Para ello tendremos que acudir al SAT, previa cita, y obtendremos nuestra firma.

¿Es la facturación digital obligatoria?

La facturación electrónica es obligatoria desde el 1 de enero de 2011 pero para aquellas empresas que facturaban más de 4 millones de pesos anualmente. El período de transición para ellas se extendió 24 meses. A partir del 1 de enero de 2014 se baja el mínimo de facturación anual a 250 mil pesos, por lo que serán más empresas las que tienen que emitir facturas electrónicas. Hay que recordar que el objetivo es que México esté 100 % digitalizada, por lo que habrá luego un período en el que se vuelva a bajar los requisitos económicos de facturación anual para que las pequeñas y microempresas se tengan que adherir.

Además cabe destacar que al ser un sistema de arriba hacia abajo, las grandes empresas, que están obligadas a facturar electrónicamente, solo pueden hacer negocios con las pymes que tienen ya el sistema digitalizado. Por tanto mejor moverse para encontrar nuevos socios, sea un océano rojo o azul en el que nos movamos, antes de que sea el propio sistema el que nos obligue.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn