04 May
Consejos Para la Factura Electrónica

Los impuestos más raros de la historia

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Este viernes vamos a ver una noticia más que curiosa que seguro que daría más de un dolor de cabeza a muchos contadores: los impuestos más curiosos, o más bien absurdos, del mundo. La recopilación de El Universal nos ha dejado más que asombrados y para aligerar la carga del último día de la semana vamos a presentarlos por países.

Reino Unido

En las islas británicas tuvieron un oscuro pasado de tasas absurdas, especialmente entre los siglos XVII y XIX. Durante el 1600 se creo un impuesto para aquellas casas que estuvieran demasiado iluminadas. Los hogares con más de 6 ventanas debían de pagar al gobierno un extra respecto al resto de viviendas. El motivo: recaudar para sufragar una de las tantas guerras que rompieron el Viejo Continente.

En los siglos XVIII y XIX también en las islas británicas se gravaban los sombreros por encima de otras prendas de vestir.

Irlanda y Dinamarca

Estos dos países cercanos de la Union Jack también han sido protagonistas de absurdos impuestos. Se puso este recurso para recibir ingresos estatales a los dueños de ganado doméstico debido a la emisión de gases por parte de los animales.

La razón de ello era que el amoniaco y el dióxido de carbono que expulsaban contaminaban más que los propios vehículos de los dos países.

Además en el país que tiene la sirenita más famosa del mundo existe en al actualidad un impuesto para acabar con la obesidad. Los alimentos que tienen grasas saturadas son objeto de este gravamen.

Maryland

En uno de los Estados del país vecino se debe de pagar un impuesto por bajar la palanca de la taza del baño. Es decir, prácticamente todo el mundo tiene que abonar una cantidad por esta necesidad básica.

Japón

Todavía no se ha aprobado pero el economista nipón Takuro Morinaga ha propuesto que aquellos hombres que sean más guapos y solteros tengan que pagar el doble de impuestos según señaló el prestigioso diario francés Le Monde. Además los menos agraciados físicamente podrían pagar un 20 % menos de tasas.

Con ello Morinaga cree que se podrían solucionar los problemas de escasa natalidad de las islas japonesas.

¿Cuál crees que es el impuesto más absurdo que pagas?



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn