08 Ago
cfdi facturacion electronica

Millones de contribuyentes aún no cambiaron a CFDI o CBB

En 2010 comenzaba oficialmente la factura electrónica de forma obligatoria para las empresas que facturaban más de 4 millones de pesos al año al año. Sin embargo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) permitió 24 meses de margen para poder seguir con las facturas de papel y su impresor. El período de transición va a acabar el próximo 31 de diciembre y aún hay un 55 % de contribuyentes que no han decidido cambiarse al esquema obligatorio.

Se estima que el número total de empresas que superan el límite de facturación y que todavía no han querido dar el paso al digital son de cinco millones. Esto supone un problema para ellas mismas ya que en el caso de que no lo hagan, como que tampoco tengan la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) tendrán problemas ante el SAT.

Existen diferentes esquemas ante los cuáles pueden optar los contribuyentes. Por un lado pueden optar por el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), o bien seguir con los impresos  pero con la obligación de que tengan un Código de Barras Bidimensional (CBB). Si optan por este último tendrán el mismo tipo de facturas que los contribuyentes de menos de cuatro millones de pesos.

El hecho de no disponer de CBB o CFDI a partir del 1 de enero de 2013 supondrá sanciones, multas y además no poder disponer de la deducción fiscal. Eso supone también dar problemas a los proveedores y clientes, con lo que se pueden romper relaciones comerciales ya fortalecidas.

Es importante que se aprovechen estos meses para poder cambiar de esquema ya que a medida que vaya acabando el año se incrementará el número de personas que vayan a realizar los trámites. Esto provocará atoramientos y retrasos por lo que más vale cambiarse antes del último trimestre.