22 Oct
cfdi facturacion electronica

Peligro: El 15 % de las empresas no cambian a CFDI

A partir del 1 de enero se 2013 las imprentas autorizadas para emitir facturas electrónicas válidas dejarán de tener valor legal para el SAT. Como sabemos habrá dos sistemas diferentes: el Código Bidimensional (CBB) y el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI). El primero es optativo y podrán elegirlo las empresas que facturen menos de 4 millones de pesos anuales mientras que el segundo es el más recomendado y además será el único sistema que podrán elegir las empresas que facturan más de 4 millones de pesos anuales.

Sin embargo el 15 % de las empresas que deben usar el CFDI no lo están haciendo todavía y están tensando la cuerda hasta el último día, e incluso más allá, con los riesgos fiscales y legales que tiene esta situación.

Uno de los motivos por el que no cambian es que no les ha llegado la información sobre qué es el sistema y sus características. Así por ejemplo no conocen los sistemas de seguridad que la integran y que permiten que tenga menos problemas con filtraciones de las finanzas fuera de la empresa. Igualmente permite que haya una mayor transparencia dentro de la compañía, ya que la corrupción interna muchas veces mata a las empresas, especialmente a las pymes.

El cambio a la factura electrónica obviamente no es gratis, pero tampoco tiene un costo alto para la empresa ya que tiene un retorno de la inversión (ROI) bastante alto y rápido.

Se estima que la facturación de papel asciende hasta a 20 dólares al día para empresas con un nivel de facturación alto. Eso equivaldría a más de 20,000 dólares al año de gastos excesivos que se podrían ahorrar con el CFDI, además de las horas hombre, un bien intangible pero que todas las empresas tienen.

Si eres de ese 15 % de empresas que se resisten, llámanos y te informamos de toda la factura electrónica: cómo hacerlo, pasos, requisitos y beneficios. ¡No lo dudes!