22 Jul
CFDI Facturacion Electronica

¿Qué pasa si defraudo al SAT?

En el mundo jurídico existe una sentencia en latín que resume perfectamente la fuerza de la lesgilación: Ignorantia legis no excusat. Esta frase significa en castellano que la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento, por lo que aunque no conozcamos la ley que rige sobre facturación electrónica estamos obligados a cumplir con ella si no queremos ser sancionados, y todos estamos obligados a cumplir con el SAT.

Hoy queremos informar de qué puede ocurrir si no cumplimos con lo que marca la legislación del SAT. Como ocurre con otros campos jurídicos, depende de qué fuerte o cuánto perjudique el delito, tanta pena tendrás. A más defraudado, peor castigo. Así comenzamos por la defraudación fiscal que tiene su primer límite en 1,221,950.00 pesos. Si ocultamos cifras a Hacienda por ese monto podemos vernos en la prisión por un tiempo entre 3 meses y 2 años.

La segunda escala de fraude será entre 1,221,950.00 y 1,832,920.00 pesos. La pena evidentemente es mayor: de entre dos a cinco años en prisión. Hasta nueve años pueden ser si se eleva por encima de los 1,832,920.00 pesos.

Si no se es capaz de determinar la cuantía, el juez procederá a sancionar entre tres meses y seis años de prisión.

Como medida para reparar el engaño que sufre la Hacienda pública, si se devuelve el dinero se pueden rebajar las sanciones a la mitad, eso sí hay que hacerlo en una sola exhibición.