30 Dic
Contabilidad Electrónica

¿Quiénes y Cómo realizar la Contabilidad Electrónica?

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

La contabilidad electrónica se refiere a la obligación de llevar los registros y asientos contables a través de medios electrónicos e ingresar de forma mensual su información contable a través de la página de Internet del SAT. Para dar cumplimiento formal al ingreso mensual de información contable, únicamente se enviará la balanza de comprobación y el catálogo de cuentas con el código agrupador del SAT que permita su interpretación. Las personas físicas obligadas a llevar la contabilidad son aquellas con actividad empresarial y profesional, y aquellas arrendadoras.

En el caso de las personas físicas con actividad empresarial y profesional con ingresos que no superen los dos millones de pesos la deben llevar simplificada. Del mismo modo, aquellas pertenecientes al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) la deben llevar también simplificada en el sistema de “Mis cuentas”.

Este proceso se puede simplificar gracias a un validador de CFDI que almacene los comprobantes fiscales y la documentación relacionada. Sin embargo, no es lo mismo llevar la contabilidad electrónica que presentarla. El envío de la contabilidad electrónica debe hacerse de forma mensual a través de la página de Internet del SAT y su Buzón Tributario con la firma electrónica.

No están obligadas a llevar la contabilidad aquellas personas físicas arrendadoras que optan por la deducción ciega ni aquellas con ingresos por enajenación de bienes, adquisición, intereses, premios, dividendos y otros.

En cuanto a la obligación de presentar la contabilidad electrónica, el SAT establece que aquellas personas físicas con actividad empresarial y profesional cuyos ingresos no sean mayores de dos millones de pesos y utilicen Mis cuentas o se encuentren en el RIF, quedan exentas de presentar la contabilidad electrónica.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que el SAT informa que las personas que no estén obligadas a llevar contabilidad, deben conservar toda documentación relacionada con el cumplimento de las disposiciones fiscales, ya que el no llevar contabilidad, no los libera de la obligación de conservar dicha documentación comprobatoria.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn