10 Dic
cfdi facturacion electronica

Recomendaciones para estar al tanto del CFDI

No comenzará el 1 de enero de 2013, sino que el Congreso de la Unión aprobó que funcionara la facturación electrónica en 2011. Por tanto la introducción de la facturación electrónica como único esquema para las empresas que facturan más de 4 millones de pesos anuales no es ahora obligatoria, sino el fin de un proceso de migración, el fin de los plazos ya que no habrá ningún tipo de prórroga.

Uno de los mayores problemas que existen es el cambio de algunas normativas. Por ejemplo durante 2012 se aprobaron algunos puntos referentes a la facturación electrónica que luego fueron puestos en cuarentena para poder facilitar la llegada de cientos de empresas al Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

En este clima de información a veces contradictoria, cabe destacar el manual de José Pérez Chávez y Raymundo Fol Olguín que ahora se reedita: Facturación electrónica: Guía para el correcto manejo de los comprobantes fiscales digitales. En él se puede tener una información más clara acerca de los procedimientos para emitir facturas digitales, obligaciones ante el SAT o ante los receptores, trámites…

La factura electrónica tiene dos partes bien diferenciadas: el tratamiento jurídico o legal, y el área fiscal. Ambos son importantes y hay que tenerlas en cuenta a la hora de migrar hacia la facturación electrónica. Diferenciando ambos bloques, la complejidad se reduce.

Además del libro hay que estar pendiente de las Resoluciones Misceláneas y al Código Fiscal de la Federación, los dos boletines donde se van señalando periódicamente cambios en las estructuras de los comprobantes fiscales.

También es importante consultar con nuestro contador sobre las posibilidades que da la facturación electrónica, y no olvidar que será obligatoria a partir del 1 de enero de 2013, por lo que si aún no la tenemos, es necesario que comencemos el proceso para tramitarla ya antes de que sea tarde.