22 Jul
Restaurant Facturas Electrónicas

Recuperé a mis clientes gracias a que ya doy facturas electrónicas: Margarita (56 años, comerciante)

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

Pareciera que los pequeños detalles no hacen grandes cambios, sin embargo, son estos mismos los que pueden hacer la diferencia entre volverte un verdadero profesional y entre quienes batallan por que los tomen en serio y puedan crecer, y la factura electrónica es el formato que diferencia entre un negocio que nunca va a crecer y uno que se hace respetar a sus proveedores y sus clientes.

Tal es el caso de Margarita, quien tenía su restaurante de comida rápida y empezó a ver cómo sus ventas decaían. Primero pensó que se debía a que las situación económica del país estaba mal, pero después se dio cuenta que en los centros comerciales de su alrededor, había mucha gente pagando el doble por la llamada fast food de lo que ella cobraba por un menú de tres tiempos en donde incluía ensalada y recetas nutritivas. No tardó en preguntar a sus antiguos clientes por qué ya no pasaban a comer. Varios le dijeron lo mismo: algunas veces necesitaban pagar con tarjeta de crédito pero lo más importante es que ahora, con la nueva reforma fiscal, necesitaban sus facturas electrónicas para justificar sus gastos.

Aunque a Margarita no le parecía adecuado incorporarse al Régimen de Integración Fiscal porque le parecía muy complicado acercarse a abogados o contadores, prefirió asesorarse adecuadamente antes que perder su única fuente de ingresos. Contrario a lo que ella creía,
darse de alta ante el SAT fue más de lo que ella creía, se asesoró con PRODECOM, reunió todos los papeles y de inmediato pudo comenzar a ofrecer facturas electrónicas; obtuvo el sello de “Yo sí facturo” que da de manera gratuita el SAT y cuando sus clientes volvieron a consumir con ella y empezó a tener estabilidad económica, logró abrir su cuenta de banco y ofrecer también el servicio de pago con tarjeta de crédito.

Ahora sabe que tiene qué empezar a capacitarse, a saber usar la computadora, a guardar sus facturas electrónicas a tomar clases de finanzas personales, pero lo hace segura de que es mejor actualizarse a perder su estabilidad económica.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn