12 Mar
Vida Laboral

Vida laboral: Al mal tiempo, buena cara.

  • Por Samuel Noriega
  • Blog

La vida laboral nos brinda un sinfín de altas y bajas que debemos aprender a manejar para que no nos afecte en el transcurso de nuestros negocios. Mientras estamos en la cima o dentro de un buen tiempo, no nos presionamos ni enfrentamos a las adversidades, aspecto que surge al entrar a una mala racha y que sin duda saca lo mejor o lo peor de nosotros. Ante esto, debemos analizar mejor la situación y no tomar decisiones apresuradas, ya que de ello, dependerá el tiempo de permanencia que mantengamos en el mercado. A continuación, te presentamos algunas de las opciones que puedes tomar en cuenta antes de hacer algo de lo que después te puedes arrepentir.

Determina tu umbral de rentabilidad: Verifica muy bien y administra algún fondo donde se encuentre contemplado el monto que cubra el pago de servicios, de tus empleados y de tu equipo. Con ello, aparte también podrás saber el tiempo que puedas durar ante la mala racha y si en ese mismo puedes recuperarte o buscar nuevos fondos.

Trata de no despedir personal: Sin lugar a dudas, esta es una de las salidas más apresuradas a las que se llega. Sin embargo, una de las peores. Ya que al hacerlo, puedes entrar en el quiebre de tu equipo puesto que podrían desarrollar un miedo de quién será el siguiente y en lugar de trabajar, buscar otros horizontes.

Cartera de clientes: Analiza cuáles son los clientes que en verdad te dejan algo, y no solo quejas, atrasos u obstáculos en el camino de tu permanencia. Observa dónde pueden estar aquellos clientes que pueden brindarte apoyo y el lugar donde impacte más tu servicio o producto e incrementen tus ventas.

Valor a tu oferta: Atrévete a subir un poco los precios de tu producto, ya que al hacerlo en lugar de perder puedes ganar. Analiza bien la situación en la que te encuentras, ya que al hacerlo podrás ver si puedes aplicar promociones que atraigan a clientes y obtengas las ganancias esperadas.

Publicidad: Entendiendo que te encuentras en un bache, trata de conseguir anuncios y publicidad que sea acorde a tus necesidades y a tu bolsillo. Te sorprenderían los resultados que puedes conseguir con ello.

Ahora bien, estos consejos son solo algunos de los principales que debes tener en consideración para sacar o mantener “a flote” tu negocio, pero siempre ten en cuenta, la variabilidad de necesidades que el público presenta, y ante eso, trata de renovarte y siempre mantenerte actualizado tanto en el mercado como en lo administrativo, prevé y analiza.



Samuel Noriega es un experto en tecnología y marketing digital. Es colaborador de Reachcore desde 2011. Siguelo en Google o en LinkedIn